por Shelby Smith

Mi nombre es Shelby Smith y soy una practicante en el Zoológico Amaru Zoo en Cuenca, Ecuador.  Es un lugar impresionante lleno de maravillosas exhibiciones y bellos paisajes.  Algunos de los animales son especias que nunca se podrían ver en otro lugar del mundo. Es interesante llegar a conocer las diferentes especies que yo nunca había oído hablar de antes en mi vida.

Entonces, ¿ qué actividades desarrollo todos los días? El zoológico está situado en la cima de una montaña, por lo que debo subir hasta un largo camino, por bellos paisajes, para reunirme con los demás empleados.

Luego, caminamos hasta el edificio de la nutrición donde se prepara una dieta específica de cada animal. Diariamente, los animales son alimentados con una comida diferente, para asegurar una dieta bien balanceada. Empiezo con el corte de las frutas y verduras, incluyendo los bananos frescos, piñas, sandías y papayas, fresas, lechuga, aguacate, repollo y yuca. Entonces, preparo las dietas para los animales carnívoros con trozos de carne, pescado, camarones y huevos.

Algunos animales, como la anaconda, se alimentan de presas vivas. Es muy interesante ver que cazan de forma natural,  en lugar de depender de los seres humanos. Mis otros deberes son:  caminar por el zoológico para verificar las jaulas, el mantenimiento rutinario y el cuidado de los animales y su alimentación, así como la limpieza de sus jaulas para garantizar su salud y seguridad.

Cuando se trabaja en un zoológico, es típico que no todo salga según lo previsto. Siempre hay algo que hacer, como el escape de un pájaro o que un animal se enferme, así que tienes que es necesario estar preparado y listo en todo momento. Una vez, algunos de los monos saltaron sobre mi hombro y se robaron la comida que llevaba a otras jaulas. Trabajar en Amaru es una experiencia muy valiosa  y uno de los lugares más increíbles en los que he tenido el placer de estar.